La mitad del rostro de Josué tiene rasguños, moretones y está inflamado. Huellas que confirman la historia que cuenta su familia: estuvo 33 horas bajo los escombros. El niño de…