Periodista. Desde hace seis años colaboro en diferentes medios de comunicación en México, enfocándome en temas de política y derechos humanos.

La tensión entre integrantes de la #CaravanaMigrante y el gobierno de México se tensó este lunes.

La desconfianza de los más de 4 mil centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos se incrementó luego de que el Instituto Nacional de Migración (INM) confirmara que la mayoría serán deportados.

En el Puente Internacional Rodolfo Robres, ubicado en la frontera entre Guatemala y México, una comisión de la caravana entregó una carta, dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que le solicitan transitar libremente en territorio mexicano.

 “Somos personas honestas y trabajadoras. Venimos de una forma pacífica a diálogar con el gobierno para tratar de llegar a un acuerdo en donde todos los miembros de la caravana seamos beneficiados con el permiso de movilizarnos libremente en tierras mexicanas”, refiere el escrito.

La exigencia se da como respuesta a las políticas implementados pues la mayoría de los mil 87 migrantes que ingresaron el sábado ordenadamente a México serán deportados, según el INM.

Desde el sábado, centenas de migrantes originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala intentaron ingresar a territorio mexicano sin ser registrados pero fueron impedidos por elementos de la Guardia Nacional. Los pocos que lo lograron fueron trasladados a estaciones migratorias.

“En la mayoría de los casos y una vez revisada la condición migratoria particular, se procederá al retorno asistido a sus países de origen en caso de que la situación así lo amerite”, refiere un comunicado difundido por el INM.

En junio de 2019, el gobierno de México firmó un acuerdo con Estados Unidos en el que se comprometía a frenar el flujo migratorio a cambio de que no se impusieran aranceles a sus exportaciones. Desde ese día los migrantes que intentan ingresar por la frontera sur mexicana son encerrados mientras comienzan su proceso que, en su mayoría, concluye con su deportación.

El viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno tiene preparados cuatro mil empleos para los migrantes que lo requieran, sin embargo, las ofertas de trabajo son en Honduras y Salvador con pagos mensuales de 130 y 280 dólares.

TE PUEDE INTERESAR:

Leave a Reply

Your email address will not be published.