Periodista. Desde hace seis años colaboro en diferentes medios de comunicación en México, enfocándome en temas de política y derechos humanos.

Ciudad de México, MEX.- Desde hace 15 años, Yasmín Esquivel Mossa supo que quería ser ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Lo pensó en 2004 tras ser ratificada por el Senado como magistrada unitaria de los tribunales agrarios. Volverá a comparecer en la Cámara alta, pero en esta ocasión para ocupar la vacante que dejará la ministra Margarita Luna Ramos; para ello, pide a los senadores basar su evaluación de acuerdo con la trayectoria y experiencia.

En entrevista con El Heraldo de México, la magistrada presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México descarta ser la favorita del presidente López Obrador, defiende sus méritos y solicita dejar de lado los comentarios que cuestionan un posible conflicto de intereses al ser esposa de José María Riobóo, asesor del Ejecutivo federal en temas como la construcción del nuevo aeropuerto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.